NUESTRA HISTORIA

Varios años atrás, nuestro fundador, Anthony Codispoti, pidió consejo a un respetado médico y nutricionista, con el fin de optimizar el rendimiento de su cuerpo. Aunque no estaba en realidad “enfermo”, a menudo se sentía cansado y agotado, y sabía que podía sentirse mejor. Después de realizar varios estudios, su médico le recetó una gran cantidad de suplementos, en base a las deficiencias que halló.

Decidido a mejorar su salud, puso manos a la obra y con entusiasmo consumió grandes cantidades de suplementos costosos durante varios meses. Estaba siguiendo un plan que su médico le había hecho a medida para su cuerpo. Sin embargo, su entusiasmo se desvaneció después de unos meses porque no sentía ninguna mejoría y el acto de tomar tantas pastillas diarias comenzó a hacerle sentir que sufría de una enfermedad crónica. Anthony decidió que más investigación era necesaria y fue entonces que conoció más sobre los rigurosos entornos en los que se produce gran parte de los suplementos y el daño que pueden producir las altísimas temperaturas y sustancias químicas en los compuestos beneficiosos que se extraen de la fuente. Esta investigación afianzó, para él, la importancia de consumir alimentos integrales. En lugar de intentar aislar un compuesto único de una comida y consumirlo de forma aislada, comenzó a incorporar alimentos integrales y nutritivos a su dieta. Alimentos que contienen todos los micronutrientes necesarios en las cantidades adecuadas.

Con su nuevo enfoque en alimentos ricos en nutrientes, Anthony comenzó a probar una cantidad de “súper alimentos”, mezclándolos en su batido matutino. Un día, mientras reflexionaba sobre los beneficios del té verde, se le ocurrió a Anthony que él estaba desechando una cantidad importante de nutrientes valiosos en su infusión de hojas de té, por lo que decidió lanzar una cucharada de hojas de té verde en su licuadora para ver cómo se sentía. A continuación, inició un viaje que lo llevaría eventualmente a la creación de KissMeOrganics.

En el transcurso de varias semanas, él se dio cuenta de que la adición de Matcha a sus batidos le daba un aumento notable de energía. Él estaba más concentrado y productivo en su trabajo sin ansiedad ni nerviosismo, tenía más energía, dormía mejor y sentía una mayor resistencia a lo largo del día.

Al empezar a compartir su descubrimiento con familiares y amigos, ellos informaron resultados similares con el mismo tipo de entusiasmo. A medida que sus seres queridos hacían de esto parte de su rutina diaria, Anthony quiso asegurarse de que consumían un producto de la mejor calidad posible. Él comenzó a recoger muestras de granjas de té orgánico a lo largo de Asia y las envió a un laboratorio en Estados Unidos para someterlas a pruebas. Eligió la granja que producía el té verde más puro que pudo encontrar y ese es el producto que comenzó a ofrecer, primero a su círculo íntimo y ahora a ti.

CREEMOS QUE LOS CLIENTES TIENEN DERECHO A SABER LO QUE REALMENTE ESTÁ EN SU COMIDA. POR LO TANTO REQUERIMOS QUE TODOS NUESTROS PROVEEDORES SE SOMETAN A LAS PRUEBAS ANTES DE QUE ACORDEMOS TRABAJAR CON ELLOS. Y COMPARTIMOS LIBREMENTE LOS RESULTADOS DE ESAS PRUEBAS CON NUESTROS CLIENTES. ECHA UN VISTAZO DETRÁS DE LA CORTINA

– SABEMOS QUE TE GUSTARÁ LO QUE ENCONTRARÁS ALLÍ.